Está usted en:

Principal > Consejos > Ergonomía y Salud >

Ergonomía Visual

El Síndrome Visual Informático existe porque actualmente en cualquier trabajo, se desarrollan actividades sentados frente a un ordenador. A lo largo de las horas, pueden aparecer molestias relacionadas sobre todo con la visión, como por ejemplo el picor de ojos, el escozor, ojos rojos o la fatiga visual. Además los músculos cervicales se tensan llegando a producir cefalea o vértigo, rigidez de muñecas, estrés e incluso irritabilidad.

 

Prevención ante todo

Para poder prevenir estos problemas basta con seguir estos sencillos consejos con el uso del ordenador:

 

  • Lo primero es posicionarnos ante el ordenador… la pantalla ha de ser orientable, para optimizar los ángulos de visión. La distancia de los ojos a la pantalla debe de ser entre 50 y 60 cm.

  • La pantalla debe forma un ángulo de zona óptima de visión entre los 0 y 30 grados por debajo de la horizontal visual, en la que se disminuye el esfuerzo visual. Debe estar por debajo de esta línea visual para facilitar el parpadeo completo, lo que reduce la sequedad ocular.

  • Es necesario calibrar la imagen de forma estable, sin reflejos, sin destellos ni centelleos. Ha de estar regulada en cuanto a brillo y contraste. Así como calibrar los colores con tonos claros y mates, para evitar reflejos.

  • También los reflejos lumínicos externos a la pantalla, como pueden ser luces puntuales, focos o ventanas, producen tales efectos en la pantalla los que provocan cansancio visual adicional. Para poder evitarlos, la solución es apagar la pantalla y comprobar si sobre ella se observan estos reflejos. Si es así, hemos de reposicionar la pantalla. Si no es posible podemos poner viseras tanto superiores como laterales a la pantalla.

  • Asimismo suele ser perjudicial la mala ventilación del ambiente de trabajo, la acumulación de polvo, suciedad y calor sobre la superficie del equipo, sobre todo en la pantalla del monitor.

  • Atención con las pausas y descansos: El descanso mínimo debe de ser al menos de cinco minutos cada hora, descansando los ojos enfocando al horizonte, a cosas u objetos lejanos.

  • Utilizar el atril para trabajar con otros documentos es siempre más práctico. Ha de colocarlo a una distancia equivalente a la pantalla y a su misma altura, de esta forma no baja ni sube constantemente su cuello y la cabeza para mirar, por lo que se reduce la fatiga visual.

  • El consejo más importante es que si se tiene síntomas del llamado Síndrome Visual Informático, lo primero que hay que hacerse es una revisión, pues a veces se atribuyen estas molestias al uso del ordenador y lo que puede padecer es un problema visual de base sin tratar.

 

Consejos para Mejorar la visión frente al ordenador

Las personas que pasan mucho tiempo delante de un ordenador, experimentan estos síntomas en su visión:

  • Dificultad para tener visión nítida Dolores de cabeza.

  • Ojos llorosos e irritados.

  • Dolor muscular en el cuello.

Puede contribuir a la aparición de estos síntomas una miopía, hipermetropía o presbicia no corregida. Y también una mala coordinación de los ojos.

 

Para mejorar la ergonomía se aconseja:

  • Ajustar el tamaño de texto para que sea tres veces mayor del que se puede leer en la distancia de trabajo.

  • Experimentar con la combinación de colores texto/fondo.

  • Ajustar el brillo según la luminosidad ambiente. A continuación, aumentar el contraste a un nivel cómodo.

  • Reducir el brillo:

    • Coloca el monitor cerca de las ventanas, pero sin reflejos.

    • No puede brillar la lámpara de escritorio sobre la pantalla.

  • Usa gotas lubricantes/humectantes para los ojos. Y recuerda parpadear más.

  • Utilizar una posición ergonómica adecuada:

    • Coloca el monitor de 40 a 60 centímetros de distancia.

    • Asegúrate de que el borde superior del monitor está a la misma altura que sus ojos.

    • Coloca la silla de manera que sus brazos sean paralelos al escritorio y sus pies queden planos, apoyados en el suelo.

    • Utiliza un soporte para los documentos, cerca del monitor.

    • Por último, toma descansos al menos 5 min. cada hora. Retirando la visión o incluso ponte de pie y estírate o pasea.

  • Tómate el tiempo necesario para ponerte cómodo delante del ordenador.

 
 

Más información en: